3 ejercicios para empezar a jugar al pádel

ejercicios-empezar-jugar-padel

Para empezar a jugar al pádel, en realidad no hace falta nada más que coger una pala y ponerse en la pista; ese es uno de los motivos por los que te recomendamos probarlo desde ya. Sin embargo, para ponerse a entrenar un poco, adquirir primeros conocimientos y hacerte con algunos golpes, como el revés de pádel, el diferente saque en pádel con respecto al tenis y alguna cosa más, puede ser bueno hacer algunos ejercicios de iniciación interesantes.

Lo ideal, más allá de decidir si pagas a un profesor o no, es empezar a aprender con más gente; si sois cuatro en la pista para practicar, perfecto. Si solo sois dos, suficiente, hay muchos ejercicios con lo que podrás empezar a hacerte con la pala, la pista y todos los elementos de pádel que influyen en el juego.

Ejercicios básicos de entrenamiento en el pádel

1. Resto de derechas.
Por aquí se empieza a aprender a jugar al pádel. Colócate en tu zona de la pista en posición de resto (rodillas flexionadas, armado, a la distancia correcta de la pared, detrás de la línea de saque, etc.) y dedícate a restar de derechas un buen puñado de saques de tu rival.

De esta forma, además de empezar a coger maña con el golpe más básico, también te irás adaptando a las medidas de la pista, aprenderás a decidir si atacar la pelota, si dejar que golpee el lateral… Puede ser aburrido, pero será muy útil para ir cogiendo técnica.

2. Restos y voleas.
Estar quieto en un mismo sitio devolviendo pelotas es algo aburrido; lo ideal para los ejercicios de aprendizaje de pádel es hacerlos entretenidos, lo menos monótonos posible. Un ejemplo de esto sería colocarse en la línea de saque, restar tres veces con un pequeño desplazamiento lateral entre ellas, y posteriormente subir a la red para volear otras tres veces: lado derecho, central e izquierdo de esa parte de la pista.

Así entrenaremos diferentes tipos de golpe varias veces y además lo combinamos con algo de ejercicio físico, ya que dependiendo de la intensidad y del ritmo que le metamos podemos también combinarlo con un buen entrenamiento aeróbico.

3. Minipartido a mitad de pista.
Ejercicio perfecto si solo sois dos personas. Cada uno está en un lado de pista, pero enfrentados en diagonal. Así, se puede jugar un partidillo únicamente en esas dos partes de la pista, pero con puntuación como si fuera real. De esta forma, nos comemos el gusanillo de la competición, de querer meter el punto aunque no sea ‘en serio’.

Además, podremos practicar cualquier golpe, porque no habrá algo predefinido: simplemente jugar; eso sí, será importante que los dos tengáis el mismo nivel, porque si uno está más verde el entrenamiento se convertirá en algo tedioso, con cortes continuos y donde el jugador con mejor toque se aburrirá por completo y no podrá mejorar.

Vídeo para empezar a jugar al pádel
Si quieres más ejercicios para empezar a aumentar tu nivel en el pádel, permanece atento a Empadelados y, además, te dejamos un vídeo donde nos proponen diferentes juegos con los que ir entrenando la muñeca y nuestro juego general en la pista.

¿Qué ejercicios recuerdas de cuando empezaste a entrenar? ¿Cuáles recomiendas para empezar?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
De los que disfrutan en los partidos de más de dos horas. Prefiero un efecto bonito que sacarla de la pista. Algún día aprenderé a volear de verdad. Nunca seré un jugón, pero siempre te costará ganarme ;)

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...