Jugal al pádel con un compañero zurdo: Consejos y ventajas

compañero-zurdo-padel

Aunque al principio pueda parecer complicado y un jaleo, lo cierto es que jugar al pádel con compañero zurdo tiene muchas ventajas. Así que si os toca alguna vez formar dupla con un zurdo, no desesperéis que si sabéis compenetraros podréis llegar a ser los rivales más temidos de la pista.

Lo más importante para que la cosa funcione es aprender a compartir el centro de la pista, porque un jugador de pádel zurdo siempre se posicionará en el lado derecho, de este modo tiene su drive en el medio y como el 90% de las pelotas llegan al centro, él puede golpear con su “derecha”.

La combinación diestro-zurdo en una pareja de pádel es muy buena porque ambos jugadores pueden asumir las funciones de ataque y remate. Ambos tienen la posibilidad de armar las jugadas y ganar los puntos, dejando a un lado la idea de que el jugador de la derecha es que arma el punto para que el de revés lo gane. Jugar al pádel con un compañero zurdo es como tener en la pista a otro jugador de revés.

Además, al jugar al pádel con un compañero zurdo, la tarea de cubrir los espacios se reparte mejor y esto produce menor desgaste físico en jugador de revés. También porque un jugador zurdo puede cubrir una gran parte del espacio aéreo, al contrario que siendo dos diestros en la pista, donde los globos al medio son rematados por el jugador de revés que tiene que cubrir al menos el 70% del espacio aéreo él solo.

Hasta el momento todo son ventajas, pero ¿cómo ponerse de acuerdo para no chocarse en el centro de la pista al jugar al pádel con un compañero zurdo? Ahí es donde está el tema. Por lo general, el centro de la pista lo cubre el que recibe la pelota desde el jugador que tiene cruzado.

Aunque aquí la técnica de ambos jugadores es lo que prima y lo definitivo. Depende de las capacidades y habilidades de los dos miembros de la pareja para ver quién es el que devuelve unos golpes u otros. Si yo que no soy zurda son un hacha rematando por la potencia de mi golpe, iré la primera a devolver los globos cortos. Si mi compañero zurdo se maneja bien con la bajada de pared, él realizará ese golpeo. Y así iremos viendo quién es mejor para según qué casos.

Por tanto, la comunicación entre la pareja cobra vital importancia al jugar al pádel con un compañero zurdo. Es básico que hablemos de manera constante y que vayamos conociendo nuestro juego mutuamente para elaborar una buena táctica conjunta que deje a nuestros rivales sin ninguna posibilidad de hacernos frente.

Un claro ejemplo de que jugar al pádel con un compañero zurdo puede llegar a ser un éxito, es que varias de las mejores parejas de pádel del panorama profesional de los últimos años han estado compuestas por un diestro y un zurdo. Sin ir más lejos, los grandes Belasteguín y Martín Díaz (zurdo) y Juani Mieres y Pablo Lima (zurdo), que para 2015 se han intercambiado las parejas pero se mantiene la dualidad diestro-zurdo (Bela con Lima y Martín Díaz con Mieres). En el cuadro femenino, Carolina Navarro y Cecilia Reiter (zurda).

Poco más que añadir tras este último dato ¿no? :) Jugar al pádel con un compañero zurdo no es ni mucho menos una desventaja si no todo lo contrario y tan solo requiere de paciencia hasta cogerle el tranquillo, mucha atención y escuchar bien al compi.

Y vosotros ¿habéis formado alguna vez pareja de pádel con un zurdo? ¿qué tal os ha ido?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Jugando cada punto del partido como si fuera el último. Amateur con aspiraciones a reina de la pista :) Perfeccionando mi volea. ¿Hablamos de pádel?

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...