Tipos de palas de pádel según su tamaño

tamaño-palas-padel

A la hora de elegir una pala de pádel con la que sentirnos a gusto, tanto si es la primera como si ya llevamos jugando tiempo, debemos tener en cuenta el tamaño de la misma. Dependiendo de este, el rendimiento de nuestra pala será diferente y, sobre todo, la facilidad con la que la manejamos. Existen tres modelos de palas diferentes según sus medidas: las oversize, las de tamaño clásico y las de tamaño medio o midsize.

Palas de pádel tamaño oversize

Tienen la superficie de golpeo más grande de lo normal; por eso, nos ayuda a llegar a esas bolas al límite, las típicas a las que golpeas con lo justo, el límite de la pala y acaban en la pared y fuera de la pista. Por eso, estas palas oversize son adecuadas para defender, para devolver las bolas y para recibir impactos.

Sin embargo, a la hora de ajustar nuestros golpe, o para intercambios rápidos, de reflejos, se hace más difícil el manejo de estas palas más grandes, que por lo general pesan más, por lo que también tiene sus inconvenientes. No suele ser muy común ver este estilo de palas, solo en algunos modelos de iniciación al pádel, y con pesos específicos. Hay que tener buen brazo para que no afecte a nuetro juego o nos moleste el codo al principio.

Palas de pádel tamaño clásico

Se llama tamaño ‘clásico’, pero no es el que más se utiliza. Al contrario, están son aún más raras de ver, ya que al menos las oversize se ven en algunos modelos de gama baja. Las palas de pádel de este tamaño son las que menos superficie tienen, las más pequeñas. De esta forma, el espacio donde la pala mantiene su punto dulce es mayor, por lo que nos ayuda a controlar bien la bola.

Eso sí, lo malo de estas palas es que nuestros reflejos tienen que ser muy buenos, para asegurarnos que llegaremos a pegarle bien a la pelota, ya que con estas palas de tamaño clásico, es decir, pequeño, cuando tenemos que correr hacia un lateral, por ejemplo, será más complicado devolverla en condiciones.

Palas de pádel de tamaño medio o midsize

El modelo más común. Este tipo de palas son las que fabrican la gran mayoría de marcas, ya que combinan de manera perfecta potencia y control. Digamos que el tener un tamaño medio es el primer paso hacia una pala equilibrada, que responda bien a diferentes estilos y donde no nos perjudique en según qué golpes.

A partir de aquí, evidentemente, entran en juego otros aspectos a la hora de elegir la pala, como el peso, la forma, el material, el fabricante o el nivel del jugador.

¿Qué tipo de pala es tu preferido?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
De los que disfrutan en los partidos de más de dos horas. Prefiero un efecto bonito que sacarla de la pista. Algún día aprenderé a volear de verdad. Nunca seré un jugón, pero siempre te costará ganarme ;)

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...