World Padel Tour 2014: Análisis del cuadro masculino

cuadro-masculino-world-padel-tour

El cuadro masculino del World Padel Tour 2014 viene con algunos cambios interesantes, alguna pareja que apunta a la consagración y, sobre todo, la expectativa de que los grandes seguirán siendo eso: dominadores absolutos de las pistas de pádel en el circuito profesional.

Lo normal es que los reyes de este deporte arrasen una temporada más, y de todo el calendario de este año consigan un número de trofeos que asuste, si es que en algo nos pueden asustar ya… Con ellos, con los grandes campeones, empezamos el análisis de las parejas para este año.

Las parejas masculinas del World Padel Tour 2014

Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin. 12 años en lo más alto de la clasificación mundial lo dicen todo. Es imposible no tenerles como favoritos, y así aparecen en cualquier quiniela. Llevan mucho tiempo jugando juntos y venciendo a lo más complicado: el hambre de seguir ganando.

Tras una docena de temporadas dando espectáculo, nadie puede dudar de que las ganas de victoria siguen intactas; si estas fallaran, todavía les quedará el estar un escalón por encima de la segunda mejor pareja del torneo, por lo que podrían confiarse a la inercia mientras vuelven los ánimos.

Pablo Lima y Juani Mieres. Los eternos aspirantes. La fuerza mental para superar eso de estar siempre luchando por vencer y caer derrotado en la gran mayoría de las ocasiones -4 títulos para ellos el año pasado- debe ser sobrehumana.

Suelen estar presentes en la final de los torneos, pero nunca han conseguido presentarse como verdadera alternativa para conseguir la corona. Eso sí, ellos nunca abandonan: tampoco no lo harán en esta temporada.

Cristian Gutiérrez y Matías Díaz. La clásica pareja que suele dar guerra. Pocas veces les ‘despachan’ sin sufrir. Tras una primera temporada en la que debutaban juntos como equipo, este año deberían tener el objetivo de ganar algún torneo (jugaron cuatro finales el año pasado); en el 2014 debe verse una progresión en ambos; se complementan bien, pero necesitan un punto más para acercarse a la cima.

Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez. Una de las parejas que más nos gustan en Empadelados. Su final de temporada en 2013 certificó que su futuro es muy prometedor. Todavía se les considera ‘promesas’, pero esta temporada su reto debe ser asentarse como ‘realidades’. El triunfo en Madrid que cerró el curso pasado demostró que hay mucho nivel en esta pareja. Ahora toca explotar, o al menos seguir creciendo para convertirse en referencias en poco tiempo.

Miguel Lamperti y Maxi Gabriel. Seguramente la pareja que más decepcionó el año pasado. No fue su año y los resultados así lo reflejan: bajaron dos puestos en la clasificación. La sombra de una caída libre está ahí, y deberán terminar con ella si no quieren seguir cayendo por culpa de parejas cuya tendencia sí es positiva.

Gaby Reca y Seba Nerone. Pareja de clásicos en el Padel World Tour. De las que no fallan, que se las saben todas y siempre está presente. A estos veteranos es difícil imaginárselos fuera de las grandes citas. También descendieron un par de puestos en 2013; este temporada su objetivo debería ser lograr alguna victoria que impida seguir cayendo, manteniendo así su presencia en la élite.

Paquito Navarro y Adrián Allemandi. La gran baza española, Paquito, que con una juventud increíble sigue creciendo cada torneo. Vuelve a la pareja con la que jugó hace un par de años, con la que busca recuperar la senda positiva que empezaron, y considerar así la última edición como un pequeño bache.

Aday Santana y Jordi Muñoz. La pareja española más importante del cuadro. Los canarios confían en empezar a tomar el sitio de los más clásicos, a relevarles en los puestos nobles de la clasificación; juegan en otra liga diferente a los TOP, donde deben imponerse si quieren algún día seguir subiendo.

Agustín Gómez y Fede Quiles. Poca historia para ellos, la verdad. Suelen ser las primeras víctimas de los torneos, emparejados con los cabezas de serie; un hándicap casi siempre imposible de superar, y que les deja casi sin opciones de plantarse en unas semifinales, por ejemplo.

Fernando Poggi y Alejandro Ruiz. Una de las parejas más extrañas y que más interrogantes despierta. Un veterano de 37 años con un chaval de 19. Eso sí, ojito, porque el segundo se presenta como la referencia de nuestro pádel nacional para el futuro. Seguro que jugar con Poggi le ayuda a asentarse; y si cae algún buen papel este año, pues mucho mejor.

Así se presenta este cuadro masculino del World Padel Tour 2014: ¿Podrá alguien destronar a Bela y Díaz? ¿Cuál creéis que podría ser la revelación?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
De los que disfrutan en los partidos de más de dos horas. Prefiero un efecto bonito que sacarla de la pista. Algún día aprenderé a volear de verdad. Nunca seré un jugón, pero siempre te costará ganarme ;)

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...