¿Qué es el punto dulce en una pala de pádel?

punto-dulce-pala-padel

Una aclaración: el punto dulce de una pala de pádel no es la parte que tiene más azúcar. Sí, quizá es un poco malo… Bueno, avancemos: el punto dulce es la parte de la pala con la que deberías pegar todos tus golpes. Es esa zona la que está más preparada para sufrir los remates, tanto por el diseño de la misma como por el resultado del golpeo.

¿Todas las palas tienen una parte mejor que otra? Efectivamente, cualquier modelo, sea la forma que sea, trae su punto dulce incorporado, y es algo que además deberías tener en cuenta a la hora de comprártela. Porque tu estilo de juego se verá potenciado si tu arma padelera encaja con él. Pegarás a la bola en la zona con mayor fuerza y sensibilidad, aumentando tu control y dándole el efecto que quieres.

Pero, ¿dónde está ese punto dulce? ¿Qué tipos de palas tienen lo tienen en diferentes zonas? ¿Cómo pegarle siempre con eso? ¿Es la salvación a mi penoso revés? Calma, que lo contamos todo.

¿Dónde esta el punto dulce en una pala de pádel

Pueden estar en cualquier sitio; hagamos un resumen:

En el mismo centro de la pala, justo en el punto medio y la zona que lo rodea. Dependiendo de la gama, esa zona será más grande (mejor) o más pequeña (cuesta dinero).

Una elipse que va desde el centro de la pala hasta la parte superior, dejando fuera la zona de los laterales.

Encima del centro de la pala

Para saber qué pala elegir, ten en cuenta lo siguiente:
Cuanto más arriba tenga el punto dulce, la pala estará más orientada a los golpeos potentes. Por eso, las palas con forma de diamante, por ejemplo, tienen el punto dulce en esa zona de arriba.

Si el punto dulce está centrado, te será mucho más fácil colocar la bola donde tú quieres, adquiriendo mucho más control y tacto con el golpeo. Así suelen ser las que tienen forma redondeada.

Este es uno de los aspectos importantes por el que se diferencian unas gamas de otras; en ocasiones, los precios entre diferentes modelos están justificados: mejores materiales, relación peso-calidad, etc.

Eso sí, al final ten en cuenta que el punto dulce no es el piloto automático para los partidos; si eres malo, te prometo que seguirás siéndolo aunque la pala esté forrada de ‘dulce’ hasta el mango. Pero sí que es importante saber que, siempre que puedas, deberías golpear a la pelota con una zona concreta de tu pala.

¿Notáis diferencia en los diferentes puntos dulces? ¿Alguna recomendación sobre qué zona es la más adecuada?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
De los que disfrutan en los partidos de más de dos horas. Prefiero un efecto bonito que sacarla de la pista. Algún día aprenderé a volear de verdad. Nunca seré un jugón, pero siempre te costará ganarme ;)

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...