Pistas de pádel: ¿cristal o muro?

padel-cristal-muro

Es uno de los elementos de la pista de pádel, junto con el suelo, que varía dependiendo de dónde estés jugando. Es verdad que no influye de manera tan directa en el partido como otros elementos (tu pala, las zapatillas, si es pista indoor o no…) pero sí que es algo que muchos tienen claro; analicemos las diferencias entre las pistas de pádel con paredes de cristal o de muro.

A ver, lo primero es lo primero: las pistas con paredes de cristal son mucho más molonas. Y no hablemos ya si son de suelo azul, en plan World Padel Tour. No hay nada mejor que eso para sentirse Belasteguín, aunque todavía no sepas ni quién es. No importa, tú estás ahí en tu pista de cristal, que vea todo el mundo cómo la sacas de la esquina… o cómo la recoges.

Dicho esto, lo normal es que todo ese subidón de adrenalina producido por el escenario te salga más caro. Es así; si no te importa, la diferencia de precio es pequeña o no tienes más remedio, sigamos leyendo…

Las pistas de pádel de cristal son perfectas para lucir pala nueva

¿Cómo se comporta la bola de pádel cuando da en el muro o en el cristal? Porque además de presumir de nueva falda o de polo+pantalón a juego con nuestra pareja, también nos interesará ganar. Pues bien, aquí gana el muro sin lugar a dudas. Absorbe mucho mejor la fuerza de la bola y su trayectoria es más previsibile.

El cristal escupe la pelota en cuanto llega y cuesta más saber dónde hay que colocarse. Eso no significa que sea una lotería, solo que hay que estar más concentrado. Como si no hubiera suficiente con evitar echar un ojito a la pista de al lado mientras el compañero se prepara para sacar…

Eso sí, cuando llueve, o simplemente chispea, no cuentes con que la pelota, al golepar en el cristal, vaya a tener un comportamiento normal. Lo normal es que resbale. Así que si sois de cristal, procurad hacerlo en pistas de padel indoor, sino mejor que lo aplacéis a otro día; creerás que no hay problema, pero al final terminarás muy cabreado.

Otro punto importante, las paredes laterales, en las pistas de cristal, son más pequeñas que las de muro. En concreto, un metro más pequeñas.

Resumiendo: Ese partidito en pista de cristal, con solecito y gente mirando, no tiene precio (sí lo tiene, y es más alto como os he comentado, pero vosotros me entendéis). En el momento en el que chispea, quieres evitar que la bola haga extraños o te olvides de lucir tipito, las pistas de pádel de muro son mucho más prácticas y adecuadas para jugar.

Y vosotros de qué sois: ¿Pista de cristal o de muro?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
De los que disfrutan en los partidos de más de dos horas. Prefiero un efecto bonito que sacarla de la pista. Algún día aprenderé a volear de verdad. Nunca seré un jugón, pero siempre te costará ganarme ;)

2 Comentarios

  1. No estoy para nada de acuerdo con este artículo,no hay color, en muro no puedes ir a todas las bolas porque te puedes dejar los dientes o la pala,en muro la junta de las paredes y el suelo puede ser gruesa y restar tamaño a la pista, en muro hay menos bote y se juega menos en la red, en muro hay menos espectacularidad haciendo el juego mas lento y de fondo constante. La única ventaja de muro que hay con el cristal es que puede hacer menos deslumbramientos. Solo beneficia el muro si eres una persona que volea mal y quiere jugar de fondo para tener mas opciones de ganar. En conclusión si se puede elegir juega en cristal porque el muro es mucho peor.

    • Hola Galca!

      Gracias por tu comentario, en algunas cosas estamos de acuerdo, otras sin embargo a mi no me pasa… Por ejemplo lo de “no ir a todas las bolas”, ¿Por qué? Te puedes dar un golpe bueno igual que en las de cristal.

      Imagino que va en gustos y también en costumbres, yo he jugado mucho más con muro (imagino que tú al revés).

      Un saludo!

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...