Cómo mejorar la potencia del remate en pádel

mejorar-potencia-remate

Seguro que a muchos al leer sobre potencia del remate en pádel se os han venido a la cabeza varios jugadores profesionales que son capaces de traerse la bola a su propio campo desde la línea de saque. Son los jefes del remate de potencia: Silingo, Poggi, Maxi Sánchez son algunos ejemplos. Y aunque llegar a ese nivel es muy complicado (y tiene parte de “don” innato, además), podemos aprender unos cuantos ejercicios que nos ayuden a mejorar la potencia de nuestro remate de pádel.

Cuando tienes en frente a unos rivales con la capacidad de definir jugadas con un remate de potencia estás ante una situación complicada y en ocasiones frustante. Por eso hay que aprender a ser esa pareja que desquicia a sus contrincantes con su gran potencia rematadora.

Lógicamente lo primero para hacer un buen remate de potencia es saber ejecutar perfectamente el golpe. Y en el caso del remate de potencia hay que mantener el equilibrio entre mente coordinación y fuerza. Es muy importante el armado del brazo en el remate de potencia e impactar a la bola lo más alto posible.

Por otro lado, en cuanto a factores externos que nos ayudan en el remate de potencia, uno puede ser el clima. Cuanto más seco y caluroso la bola sale con más fuerza y el remate es más potente.

El desgaste de las pelotas con las que estamos jugando también van a determinar la potencia porque cuanto más nuevas están, tienen mayor presión y la bola despie más.

Y otro factor externo a tener en cuenta es la pala. Hay palas de potencia fabricadas para que seas el más temido de la pista.

Como decíamos al principio en ocasiones un jugador tiene una especie de “don” para ejecutar el remate de potencia o unas cualidades innatas. También la condición física, altura, musculatura, etc. influye.

Pero para los que no tenemos esas capacidades desde la cuna, lo que hay que saber es que para conseguir un buen remate de potencia (aparte de clavar la técnica del golpe como decías) hay que fortalecer la musculatura del cuerpo, desde las piernas que es donde comienza, hasta el tronco y brazos para transmitir la fuerza y mantener el equilibrio.

También es importante tener en cuenta ejercitar la musculatura del hombro, la del manguito rotador para evitar sufrir lesiones.

En otros post ya os hablamos de la importancia de la musculatura del tronco. Para hacer un buen remate de potencia hay que tener un buen tono muscular en la zona abdominal.

Para ello un buen ejercicio es tumarse sobre un fitball (el balón de pilates) y hacer lanzamientos de balón medicinal por encima de la cabeza. Trabajaremos mucho el tronco y brazos pero al estar sobre una superficie inestable como es el fitball también estaremos obligados a ejercitar los abdominales.

Para dedicarnos a trabajar pectorales y dorsales únicamente será mejor utilizar el banco y hacer repeticiones de movimientos con mancuernas.

Y otro ejercicio que nos pondrá a tope para hacer buenos remates de potencia son las extensiones de tríceps con cuerda por encima de la cabeza. Con este ejercicio conseguimos trabajar los músculos que intervienen en la fase final del remate, cuando ya extendemos el brazo.

Por último, no podemos olvidarnos de que además de entrenar el cuerpo tenemos que entrenar la mente. Y si queremos ser los amos del remate de potencia tenemos que visualizarnos como tal y tener también un buen control mental de la situación. Si no, el resto de músculos no podrán con todo.

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Jugando cada punto del partido como si fuera el último. Amateur con aspiraciones a reina de la pista :) Perfeccionando mi volea. ¿Hablamos de pádel?

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...