Tipos de materiales en una pala de pádel

materiales-palas-padel

Además de por características como la forma, la gama o el tamaño, una pala de pádel también se distingue por diferentes tipos de materiales de los que puede estar formada. Y es que hoy en día es raro ver un modelo en el que solo se incluya un tipo de material; lo normal es que cada parte (exterior, borde, núcleo, etc.) sea de algo totalmente diferente al resto. Esto hace que el rendimiento sea mejor, aunque dependiendo de su composición será más eficaz o menos…

Sabiendo esto, veamos qué diferentes elementos pueden componer nuestra pala.

Materiales en una pala de pádel

Palas de grafito. Uno de los tipos más VIP de las gamas actuales. Su dureza es casi como la del diamante, por lo que la seguridad de que nunca se te partirá –al menos no por el centro- está garantizada. Además, dependiendo de la mezcla, también nos hará tener una pala muy ligera, por lo que gana en manejabilidad y tú conseguirás más rapidez. Eso sí, esta ligereza+resistencia se paga. No recomendado para primeras palas de pádel.

Palas de polietileno. Perfecta para jugadores de nivel medio. Este material nos da un buen equlibro entre potencia y control. Además, su tiempo de vida es muy amplio, por lo que una pala de este tipo nos garantiza no tener que comprarnos otra hasta que nuestro juego sea realmente bueno.

Palas de fibra de carbono. El TOP de los materiales para las palas de pádel. Tendrás la mayor ligereza y a la vez algo duro y duradero. Si no puedes pagar una 100% de esta composición, al menos intenta que los marcos sí lo sean; lo notarás y tendrás una pala que se acerca bastante a lo mejorcito de las gamas altas. Cuando cojas una, notarás una diferencia con respecto a las demás que hará que el resto te parezcan contrachapados.

Palas de Foam. Conocida también como pala de resina sintética, es un tipo de material que está muy de moda. Su mayor virtud: es perfecta para los jugadores que aman los golpes duros. Si eres de remate y sacarla fuera de la pista, necesitas una pala de Foam. Por ello, suelen tener forma de diamante o lágrima. Pierdes control, sí, pero la salida de la bola es mucho más potente que con cualquier otro modelo.

Palas de caucho. Os lo ponemos solo para avisaros de que, si veis alguna pala que esté hecha de este material, no se os ocurra comprarla. Es antiguo, produce muchas vibraciones y, además, que ya no se fabrica…

Esto son algunos de los materiales habituales en las palas de pádel, ¿tienes alguno preferido? ¿Notas los cambios en los golpes dependiendo de la composición de la pala?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
De los que disfrutan en los partidos de más de dos horas. Prefiero un efecto bonito que sacarla de la pista. Algún día aprenderé a volear de verdad. Nunca seré un jugón, pero siempre te costará ganarme ;)

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...