Comunicación en pádel: Cómo hacer críticas constructivas

comunicacion-padel

Uno de los aspectos clave para que una dupla de pádel funcione a la perfección en la pista es la buena comunicación entre los dos miembros que la forman. Y uno de los puntos más conflictivos en esta comunicación se da cuando uno tiene que comentar algo que no le gusta o convence de su compañero. Estas situaciones son muy comunes y normales, por eso es fundamental saber cómo hacer críticas constructivas para que todo marche sobre ruedas.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de elegir bien a nuestra pareja de pádel para poder formar un buen equipo y sobretodo sentirnos cómodos y a gusto en la pista con alguien que se compenetre al cien por cien con nosotros. Pero aunque encontremos a nuestra “media naranja padelera”, como en todas las relaciones, trabajos de equipo, etc. siempre pueden surgir momentos de tensión y fricción entre ambos que hay que hablar de la manera correcta para solucionar.

Las críticas, por lo general, tienen una connotación negativa. A nadie le gusta que le critiquen en lo que hace, incluso cuando uno mismo se da cuenta de que no ha hecho las cosas demasiado bien, no es de buen gusto que te lo recuerden.

Pero tenemos que intentar huir de esa connotación negativa de las críticas y asumir que son comentarios que nos pueden ayudar a darnos cuenta de muchas cosas sobre nuestra manera de actuar, en este caso de jugar al pádel, encarar los partidos, entrenar, etc. y mejorar aprendiendo de los errores que otros han visto y nosotros no.

Aunque ojo, saber asumir y aceptar las críticas es tan importante como saber realizarlas. Hacer críticas constructivas también depende de la personalidad de cada persona, de su manera de reaccionar frente a determinadas situaciones y de su forma de pensar. Aún así, es muy importante saber cómo hacer críticas constructivas, de valor, que de verdad ayuden a nuestro compañero a mejorar y a ponerse las pilas en lo que veamos que está más flojo.

Es muy fácil que en un momento de enfado, cuando se va perdiendo un partido por ejemplo, se nos escapen cosas como: “es que eres un paquete”, “es que no las estás viendo” o “es que no te enteras de nada”, entre otras perlas, que si se acompañan de gritos y gestos de malestar ya hacemos el completo.

Realmente este tipo de comentarios solo servirán para que tu compañero se enfade o se hunda más si es que tiene un mal día y siga sin acertar. Y por lo general, te desconcentrarán a ti mismo del juego y empezarás a fallar también.

Como en todo, en el pádel muchas veces tenemos rachas mejores y peores. Si vamos a jugar un partido después de un mal día es posible que nos cueste más concentrarnos y que no juguemos muy bien, si estamos metidos en un torneo puede que el estrés se apodere de nosotros en algún momento y el agobio no nos ayude a ser los reyes de la pista.

En ocasiones optamos por no comentarle a nuestro compi que últimamente no da una porque no sabemos cómo se lo va a tomar o simplemente porque pasamos del tema y preferimos enfurruñarnos. Vamos a partir de la base de que para que las cosas funcionen hay que hablar lo que nos inquieta, nos molesta, etc.

Lo primero es que como decíamos antes en caliente no se deben hacer las críticas porque estando molestos es mucho más complicado que consigamos hacer una crítica constructiva. Si vemos que nuestro compi de pádel necesita en algún momento que le demos un toque, esperemos a estar los dos solos en un ambiente tranquilo y relajado y, entonces, hablar.

Cómo hablar con tu pareja de pádel

Cosas qué debemos tener en cuenta a la hora de hablar con nuestro compañero y hacer críticas constructivas para que sirva de verdad y las cosas empiecen a funcionar mejor:

– Empatía. La empatía es una cualidad que no todas las personas tienen igual de desarrollada. Se trata de saber ponerse en el lugar del otro para intentar sentir o pensar como la otra persona y desde esa perspectiva intentar comprender y saber cómo decir las cosas de manera útil.

– Asertividad. Este concepto está ligado con la manera de comunicar nuestras ideas sin la intención de herir o perjudicar a nuestro interlocutor, haciéndolo desde un estado interior de autoconfianza, no desde la ansiedad o la rabia.

Por tanto, tratando de ser lo más empáticos y asertivos posibles, cuando nos pongamos cara a cara con nuestro compañero tenemos que hacer lo siguiente:

– Explicarle nuestro punto de vista con argumentos razonables, con ejemplos, no simplemente diciendo nuestra opinión. Si argumentamos con tranquilidad y le ponemos algunos ejemplos de lo que queremos transmitirle es más fácil que la otra persona se dé cuenta de los errores y los pueda asumir y reconocer.

– Cuidar tanto la comunicación verbal (no ponernos a gritar, insultar, etc.), como la comunicación gestual. Es muy importante el contacto visual con el compañero, no evitar su mirada si no todo lo contrario, hablarle mirándole a los ojos y de manera relajada y pausada. De esta manera es más fácil que se establezca un clima de confianza que será beneficioso para la conversación.

– Exponer los hechos de manera clara y concreta para otorgar mayor objetividad a nuestros argumentos alejándonos de un plano personal.

– Por supuesto es clave escuchar con atención la respuesta de tu compañero, que puede estar de acuerdo con lo que le estás diciendo o no, pero sea como sea, tiene que ver que prestas atención a su punto de vista y a partir de ahí, aunque no coincida con el tuyo, seguir manteniendo la tranquilidad y conversar exponiendo más argumentos objetivos.

En definitiva, hacer críticas constructivas se trata de ser honestos y sinceros con nuestro compañero. Es más difícil, tanto hacer una crítica como asumirla, cuando te llevas especialmente bien con alguien, pero como decíamos antes hay que entender que las críticas constructivas nos ayudan a mejorar.

Hablar las cosas es la base de cualquier relación fuerte. Saber que la persona que tienes cerca está en las buenas y en las malas para celebrar contigo cuando haces las cosas bien y darte un toque cuando las haces mal para que puedas solucionarlo y sigas creciendo.

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Jugando cada punto del partido como si fuera el último. Amateur con aspiraciones a reina de la pista :) Perfeccionando mi volea. ¿Hablamos de pádel?

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...