Cómo restar en el pádel

restar-padel

Venga, imaginemos que ya sabemos cómo sacar en el pádel. El siguiente paso para evitar disgustos y cabreos es aprender a no destrozar nuestra pala contra la pared cada vez que algún jugón de nivel alto (¿ya sabes cuál es el tuyo?) nos lance un primero de esos en los que no entiendes por qué no bota la pelota, dónde ha pegado primero o qué haces tirado en el suelo.

Resumiendo, que no tendrás ninguna opción de ganar partidos si no sabes cómo restar bien en el pádel. Y ojo, que no es nada fácil. Porque, al igual que con otros golpes dependes únicamente de lo que hagas tú, de cómo pongas el cuerpo, la pala, etc. Para devolver bien un saque no hay una fórmula mágica aplicable a todas las situaciones.

Un buen resto en el pádel depende de muchas cosas, y estará condicionado también al tipo de saque que te estén haciendo; porque al igual que hay diferentes tipos de jugadores de pádel, también existen muuuchos saques diferentes. Cada uno tiene sus manías, su estilo y sus cosas raras.

Así que para ayudarte a ponerle las cosas claras a tu rival desde su saque, vamos a responder a la que es la pregunta más típica cuando alguien quiere aprender a restar en el pádel.

¿Dónde debo apuntar cuando resto en el pádel?

La respuesta es la clásica cuando se hace casi cualquier pregunta: depende. ¿De qué? De cómo estén colocados tus rivales en el momento del saque. Existen dos variables diferentes en este sentido. Veamos lo que tienes que hacer en cada una.

Posición tradicional: Cuando el rival que no saca está colocado justo en frente de ti.
En este caso, lo habitual es restar directamente al jugador que está sacando, puesto que el otro está en la volea y sino deberíamos sortearle con un globo lo suficientemente largo y bien tirado como para evitar que nos reviente la pelota en nuestro campo. Aunque depende de cómo venga el saque, podemos intentarlo, sobre todo si ha fallado el primero.

Si estás empezando, no te compliques: devuelve la pelota al adversario que está sacando. Y si te ves con fuerzas para probar cosas nuevas, o vas ganando (que siempre moraliza para hacer experimentos) puedes probar a tirar algún paralelo para sorprender al que está en tu lado de la pista; si te sale bien, la sensación es genial ;)

Posición australiana: Cuando los dos rivales están en el mismo lado de la pista, cruzados a ti, que estás restando.

Esta es la posición típica entre la gente que controla. Pero no te dejes sorprender, hay muchas parejas que también se ponen así para sacar por puro postureo, porque luego no tienen ni idea de jugar así…

Así que lo primero que hay que tener en cuenta si te encuentras a una pareja de este rollo es ver qué tal sacan. Si ves que no es nada del otro mundo, no tengas piedad ni vergüenza y resta de manera contundente, apuntando siempre al paralelo, para que al que saca no le de tiempo a colocarse (en la zona de la pista en frente de ti).

Si por el contrario saben sacar y muy bien, la máxima recomendación es hacer globos paralelos. Porque sino, cualquier resto que se te quede corto te lo vas a comer, ya que pillarás a ambos rivales en la volea, y recuerda que es aquí donde se ganan los partidos de pádel.

Sin embargo, con un buen globo paralelo obligarás al rival a dar marcha atrás y les quitarás la iniciativa, para al menos poder disputar el punto y lucharlo durante el juego.

Y tú, ¿Cómo restas en el pádel? ¿Qué consejos darías a los demás para evitar destrozar el borde de tu pala?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
De los que disfrutan en los partidos de más de dos horas. Prefiero un efecto bonito que sacarla de la pista. Algún día aprenderé a volear de verdad. Nunca seré un jugón, pero siempre te costará ganarme ;)

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...