Cómo jugar un tie break en pádel para ganar

tie-break-padel

El tie break o desempate se aplica cuando se produce un empate a 6 juegos en un partido de pádel. Es un momento decisivo y por eso tenemos que saber muy bien cómo encararlo, qué estrategia emplear: ¿atacamos? ¿defendemos? ¿Cómo jugar un tie brek para ganar? Vamos a ver algunos puntos que pueden ayudarnos.

Por supuesto, no hay nada establecido, ninguna táctica infalible que sirva para todo el mundo y en todas las situaciones. De hecho, influyen muchas variables a la hora de jugar un tie break como el momento del partido en el que se produce, el nivel de cansancio y confianza que tengamos… Es una situación clave y la concentración juega un papel fundamental.

A pesar de todo esto, sí podemos tener en cuenta una serie de cosas para jugar el tie break de la manera más acertada y conseguir la victoria:

– Repasar mentalmente las jugadas anteriores del partido. Como ya hemos visto en otras ocasiones la capacidad de observación es una cualidad indispensable en pádel. Hay que ser capaces de captar todos los destalles externos que pueden influirlos para utilizarlos a nuestro favor cuando sea necesario, como es el caso del tie break.

Tendremos que haber observado bien a nuestros rivales y saber todo sobre ellos y su manera de desenvolverse en la pista: cómo se comunican, quién es el más flojo, qué golpes fallan más, cuáles se les dan mejor, etc. Así sabremos por donde atacar y montar en un momento una estrategia de juego.

– Por nuestra parte, tenemos que echar mano de las jugadas, movimientos y golpes que mejor nos hayan funcionado hasta ahora en el partido. Contamos igualmente con que nuestros rivales, si son buenos observadores, estarán precavidos, pero lo cierto es que un tie break no es el momento para probar nada novedoso, hay que evitar los fallos “tontos”. Es mejor ir sobre seguro y ser lo más efectivos posibles.

– No conviene encoger el brazo para no dejar pelotas fáciles a nuestros contrincantes y evitar errores.

– Hay que intentar tener la cabeza fría para mantener la calma en todo momento y preparar nuestros ataques bien. Sacar con tranquilidad, concentrados, sin prisas, para poder ser más precisos y no liarla por ansiarnos.

– Ser más arriesgado y más cauto al mismo tiempo. Si nos arriesgamos vamos con todo a por ello, nos la jugamos más que en otros momentos del partido. Pero del mismo modo también debemos asegurar bien cuando estemos defendiendo, con mucha más atención y cuidado. Hay que saber compensar los tiempos, llevar el ritmo de las jugadas.

– Prudencia. Es una cualidad muy importante para jugar un tie break para ganar. Hay que ser paciente y por encima de todo estar muy muy concentrado. Aunque empecemos bien y la cosa pinte a nuestro favor, es importante no venirse arriba antes de tiempo para no perder la concentración, tenemos que estar muy metidos en cada jugada para no cometer ningún fallo.

– Ser conscientes del marcador, estar pendientes. Pero cuidado, sin volvernos locos ¿eh? que si nos obsesionamos y estamos todo el rato mirándolo nos desconcentraremos y puede que nos pongamos nerviosos.

En conclusión, para jugar un tie break para ganar hay que tirar de fortalezas, ser un poco astutos para dar al rival donde más le duele y sobre todo hay que conseguir calmarse y no perder la concentración.

El factor psicológico en una situación como esta tiene un peso enorme y por eso es tan importante que en nuestras sesiones de entrenamiento incluyamos ejercicios y adoptemos hábitos en nuestro día a día para trabajar nuestra mente y tenerla preparada para situaciones de tensión como esta.

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Jugando cada punto del partido como si fuera el último. Amateur con aspiraciones a reina de la pista :) Perfeccionando mi volea. ¿Hablamos de pádel?

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...