Beneficios del pádel para la salud

beneficios-padel-salud

El pádel es un deporte muy divertido, fácil de practicar y que engancha desde el primer momento. Además, los beneficios del pádel para la salud son muchos, tanto a nivel físico como emocional, porque te permite ponerte en forma pasándolo bien, ejercitando el cuerpo de manera paulatina para darle una buen dosis de energía, cargar las pilas, y sentirte mejor tanto por fuera como por dentro.

Beneficios físicos del pádel

– Jugar al pádel proporciona una notable mejora de la flexibilidad, agilidad y coordinación de movimientos.

Mejora de los reflejos y la capacidad de reacción. Las jugadas en el pádel son muy rápidas, hay que estar muy atento a los movimientos de los rivales y a los del propio compañero. Los lances del partido ayudan a mantener la mente ágil y despierta, necesario para la lectura anticipada de las jugadas y para saber responder en cada momento del partido.

– Gran desarrollo de la psicomotricidad.

Mejora del sistema cardiovascular, ya que el pádel es un deporte principalmente aeróbico que proporciona un entrenamiento del cuerpo en conjunto.

Mejora del sistema cardiorespiratorio, oxigenando el cerebro y favoreciendo la transpiración del cuerpo.

– Practicar pádel nos ayuda a quemar calorías y tonificar el cuerpo para estar en plena forma.

– Conseguimos fortalecer diversos grupos musculares, tanto del tren superior como del tren inferior, que se trabaja intensamente en los partidos de pádel.

– El calentamiento en pádel antes de cada partido nos ayuda a preparar nuestro cuerpo para el ejercicio y a reducir el riesgo de lesiones.

Beneficios psicológicos pádel

– Como con la práctica de otros deportes, el ejercicio físico genera la segregación de endorfinas, lo que nos ayuda a eliminar el estrés, la tensión acumulada y las preocupaciones diarias. Cuando terminas de jugar te sientes mucho más relajado y con fuerzas renovadas.

– Gracias a que la técnica en pádel no es muy complicada, conseguimos ver la evolución en nuestro juego en poco tiempo, lo que nos ayuda a crecernos y mejorar nuestra autoestima a tener un alto grado de motivación y afán de superación para seguir progresando.

– Darlo todo en la pista de pádel y conseguir nuestros objetivos no es tarea sencilla. Jugando aprendemos a valorar el esfuerzo que supone querer dar lo mejor de nosotros mismos, una lección extrapolable a las tareas de nuestra vida diaria.

– La concentración durante un partido de pádel puede llegar a ser clave. Plantar cara a un partido adverso, ayudar a levantar el ánimo del compañero o saber encajar una derrota, refuerza valores como la madurez y el control emocional.

El pádel es un deporte tremendamente social, que te da la posibilidad de conocer a un montón de gente con tu misma afición. Podrás disfrutar echando un partidillo y tomando algo después para comentar las mejores jugadas.

¿Has notado una mejoría en tu estado físico desde que juegas?

Opt In Image
¿Quieres más Pádel?
Te lo mandamos al Correo
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Jugando cada punto del partido como si fuera el último. Amateur con aspiraciones a reina de la pista :) Perfeccionando mi volea. ¿Hablamos de pádel?

No hay comentarios

Dejar respuesta

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...